Sushi
Parrillada
Mediterránea
Asiática


Mesabrava
Mesabrava_Mercado__.jpg

Hasta la fecha no había participado de una edición de Mesabrava. Elegí como debut esta ocasión que me resultó especial: se iba a hacer en Mercado Ferrando y los chefs al mando eran Federico Desseno y Agustín Benítez de la Cantina Del Vigía (restaurant en Maldonado). Para los que aún no conocen Mesabrava es una experiencia gastronómica ambulante, así se definen los chicos responsables del proyecto. "Mesabrava es un ciclo de comidas a puertas cerradas que se realiza una vez al mes en distintas locaciones especialmente intervenidas y ambientadas. Cada fecha es un evento único en donde distintos cocineros de la escena local cocinan y elaboran un menú especial para un número limitado de personas."

Así es que el viernes 15 a las 21.00 pm junto con una amiga llegamos a un lugar que desconocíamos completamente. El taxi nos dejó en la dirección indicada pero no encontrábamos el lugar. Buscamos bien y nos dimos cuenta que obviamente no iba a lucir como un restaurant si no más bien como un mercado enorme sin una fachada muy reconocible. Vimos a unos chicos delante de una enorme persiana de hierro, nos acercamos y nos dijeron qué asientos nos habían tocado y emprendimos rumbo hacia adentro. Un camino oscuro había que pasar hasta llegar al lugar indicado. Mucha intriga tenía por ver cómo lucía este lugar y cómo habían armado todo una logística para que 100 personas pudiéramos comer ahí.

Al entrar me reciben unos parrilleros enormes que tenían de todo; desde carnes, mollejas, pescados y verduras. Los chefs ya estaban en pleno movimiento y todo el equipo parecía muy coordinado. Unos músicos teñían el ambiente de un clima distendido y empiezo a observar más en detalle la locación. Con una copa de vino en mano comienzo a caminar. Este lugar que supo ser una fábrica de muebles está en proceso de convertiste en un mercado gastronómico que conjugará un montón de propuestas que serán muy interesantes. El mercado no está aún finalizado pero ya se veía hermoso. Dos mesas larguísimas ambientaban el lugar y las luces cálidas, velas y flores completaban el escenario de una película romántica de esas que ves 100 veces. 

Así fluyó el resto de la noche. El equipo que nos atendía era muy atento y amable, todo parecía coreografiado: mozos que iban y venían, los chefs dejándolo todo en la cancha, los músicos tocando en vivo en ciertos momentos claves y dos barras de alcohol bien atendidas. Los platos de comida empezaban a llegar y uno era más delicioso que el otro. Nos sentamos al lado de una pareja que sólo hizo que nuestra experiencia sea aún mejor además de que no paramos de charlar en toda la noche. Varias copas de vino pasaron y al darnos cuenta eran la 1 am y estábamos comenzando a comer el postre.  

Es clarísimo para mi que cierta magia corre en esta iniciativa que conjuga elementos que hacen que los que participan no olviden la experiencia y se queden con ganas de más. El factor sorpresa y la calidad con la que se ejecutan todas las áreas hacen que Mesabrava sea adictiva y quieras seguir viviendo todos sus ciclos. 

 


El menú: ver foto debajo.

Precio: $2.500 por persona.

Lo mejor: las mollejas y los muslitos de pollo.

Tip: ir de a pocas personas y charlar con gente nueva. 

 


web

Dirección de este ciclo: Chana 2120, Mvd.
Barrio: Cordón
Mail: reservas@mesabrava.com
Precio: $$$$$

Las imágenes son cortesía de Silvestre Comunicación.

 
La Commedia

La Commedia

Bosque

Bosque